6 jul. 2011

INCERTIDUMBRE



Me despedí sin besarla
sin conocer si el sabor de sus labios
-que imaginaba dulces y salvajes-
serían dulces y salvajes.
¿Quién sabe?
A veces te encuentras
muñecas de acero
o brujas de algodón en castillos de paja.


No hay comentarios: