26 may. 2012

El Arte de Rascárselos

2 y 3 de junio. Os Reverendos presentan "El Arte de Rascárselos" en la Sala el Cachorro, a las 21:00.

25 abr. 2012

Esto sí que es una parafilia

El placer por lamer o chupar pomos de puerta. http://doorknobgirl.tumblr.com/ Toda una página dedicado a ello. El Doorknob Shojo (la niña del pomo) nació a partir de una serie de fotografías que cayeron en manos de la artista nipona Ai Ehara, quien, nada más ver las imágenes, decidió montar una página que albergase la nueva parafilia. (fragmento del artículo: "Parafilias japonesas", de Pablo Bernardo para la revista Freek) Artículo completo aquí:
http://freekmagazine.com/2012/04/24/lamiendo-pomos-frente-a-sigmund-freud/

16 ago. 2011

ELLAS SE MASTURBAN, Proyecto e ilustraciones de Ana Arcas, poemas de Nuria Mezquita.


Esta tarde he podido trazar
el mapa de mi cuerpo
marqué dos hemisferios: norte y sur
señalé un océano,
una isla
y un buen par de paraísos fiscales.

ELLAS SE MASTURBAN, Proyecto e ilustraciones de Ana Arcas, poemas de Nuria Mezquita. MUESTRA


anaarcas.blogspot.com
daltontrompet.blogspot.com

12 ago. 2011

Darwin se acerca a Lady Macbeth un sábado noche, de Ben Clark.


Darwin se acerca a Lady Macbeth un sábado noche


Si me he acercado a ti es porque estás buena.

Si dijera otra cosa, mentiría.

Y quiero conocerte, de verdad,

y que tú me conozcas, con el tiempo,

que hagamos nuestros sitios que ahora mismo

no nos importan nada. Quiero echarte

de menos, que me llames y me digas

que me extrañas muchísimo, que falto.

Quiero memorizar tu piel, decirte

que tienes un lunar nuevo en el hombro,

quiero decirte cielo y que te enfades

porque odias ese nombre. Quiero verte

cada día que pueda y discutir

por cosas que ahora mismo dan igual.

Quiero saber que estamos distanciándonos.

Notar cómo los días nos devoran,

irremediablemente.

Quiero que me preguntes qué nos pasa

y no tener palabras que decirte.

Cuando tú ya no estés tan buena y yo

ya no le dé importancia a ese detalle.

Porque yo no seré tampoco joven

y mis preocupaciones serán otras:

pensar cómo es posible que hoy de nuevo

nos estemos mirando como aquella

noche en que me acerqué a ti y te dije

algo — ya no me acuerdo— que quería

conocerte supongo y los dos éramos

lo mismo que ahora somos. ¿Qué me dices?