6 feb. 2011

EL AMOR JUEGA A LAS CASITAS



Maldita sea mi vida en cajas

entre pompas de embalaje.

Maldito el fruto que tu vientre,

¡Jesús!

Cómo explicarte

que me importa una mierda

el color de las cortinas,

el tamaño del sofá,

¿dónde hay que colgar el cuadro?

si el armario es de tres cuerpos

si el perchero es de madera

si empapelas las paredes

donde hay que colgar el cuadro

si el gotelé está de moda

si el estuco está pasado

si es mejor comprar las sillas

o sillones con orejas

¡dónde hay que colgar el cuadro!

Bendito si todo ardiera,

Bendito si comenzásemos de nuevo,

Bendito cuantas veces fuere.

Bendito si nos saltamos por los pasillos

Bendito si gritásemos como buitres.

nos separásemos como niños

y llorásemos como padres.

1 comentario:

jorge dijo...

siempre quedará para ellas ikea, para nosotros el guiski